Posted By Redacción Posted On

Inhabilitaron tres talleres de revisión técnica obligatoria

Con una resolución, que se publicó en el último Boletín Oficial, el municipio capitalino suspendió las habilitaciones extendidas a las plantas de revisión vehicular de las empresas RTV Salta y V-Tec Norte por emisión irregular de certificaciones y obleas.

A través de la resolución 098, el coordinador Jurídico y Legal de la Municipalidad de Salta, Daniel Nallar, ordenó a las citadas firmas que se abstengan de invocar la calidad de talleres de revisión técnica vehicular y de emitir obleas, hasta tanto obtengan las habilitaciones correspondientes para ejercer tal aptitud legal y cumplan con los requerimientos de las autoridades nacionales competentes.

Nallar solicitó a la Subsecretaría de Control Comercial y la Secretaría de Movilidad Ciudadana que, en caso de incumplimiento a la medida notificada, procesan a cerrar o clausurar los talleres de avenida Chile 1457, Alberdi 1073 y Mitre 2790, además de iniciar acciones penales contra sus responsables.

Otro punto de la disposición ordena a la Subsecretaría de Habilitaciones que se abstenga de otorgar autorizaciones a empresas del rubro revisión técnica vehicular sin dictamen previo de la Coordinación Jurídica y Legal.

Tres de seis

Hasta ahora en la ciudad de Salta había seis plantas que inspeccionaban el estado mecánico y de seguridad de vehículos particulares y del transporte: dos de la empresa Tecnobus, otras tantas de V-Tec Norte, una de Revesa y la restante de RTV Salta.

Las de Tecnobus y Revesa fueron habilitadas por la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT) y son auditadas por ese organismo, que expide, controla y lleva un registro de las certificaciones de aptitud técnica, mecánica y de seguridad exigidas por las leyes nacionales de tránsito y de seguridad vial en automóviles, camionetas, colectivos y equipos de transporte.

Cámara empresaria

Los tres talleres suspendidos fueron habilitados por el municipio en los últimos ocho años y operaron, en todo este tiempo, con certificaciones y obleas emitidas por la Cámara Argentina de Talleres de Revisión Técnica (Cataret).

El municipio -como jurisdicción local facultada por la ley 26363 de seguridad vial y su decreto reglamentario 1716, de octubre de 2008- autorizó en 2012 el funcionamiento del taller de RTV Salta.

Desde la primera hora la decisión despertó polémica, porque la planta de avenida Chile 1457 no era auditada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). El organismo, que desde 2008 tiene competencia sobre los talleres habilitados por las jurisdicciones locales, estuvo en todo momento al margen de la emisión y control de los certificados que allí se entregaban a quienes cumplían con la obligatoriedad impuesta por las normas nacionales.

Las certificaciones eran, y siguieron siendo desde entonces, provistas por la Cámara empresaria del sector (Cataret), a pesar de que el marco reglamentario de la ley nacional 26363 obliga a los talleres habilitados por municipios a someterse al control de la ANSV y a entregar certificaciones provistas por organismos competentes, y no por entidad empresaria alguna.

Con la controversia abierta, oficinas municipales habilitaron a fines de 2016 la primera planta de revisión de la empresa V-Tec Norte en Alberdi 1073. En enero último la firma abrió un segundo taller en Mitre 2790, bajo las mismas condiciones que los anteriores, o sea con certificados provistos por Cataret y al margen del Registro Nacional de Talleres de Revisión Técnica Obligatoria de Jurisdicción Local que funciona en la órbita de la ANSV.

Intimados

En este contexto, el pasado 29 de abril, la Coordinación Jurídica y Legal del municipio intimó a las tres plantas a regularizar su situación.

  La planta de revisión de V-Tec Norte en calle Mitre al 2700. P. Yapura

En una de aquellas notificaciones el municipio sostuvo que el taller de RTV Salta realizaba “una actividad regulada, para la que no se encuentra legalmente inscripto ni habilitado, generando confusión y engaño en quienes acuden en la creencia de obtener una RTO (Revisión Técnica Obligatoria) con vigencia nacional y municipal”.

La firma, en su respuesta, afirmó que estaba debidamente habilitada y que “no emite obleas ni certificados”, sino que “los compra” a Cataret, en función de un convenio. Los apoderados de la firma calificaron a las acciones de la Coordinación Jurídica y Legal del Municipio como un avance “contra la ley de leal competencia” que permitiría que Tecnobus y Revesa “puedan desarrollar actividades en forma oligopólica”.

Consultado sobre los fundamentos de la resolución, Nallar afirmó que la medida busca “garantizar mayor seguridad” en las calles y rutas de Salta, y cubrir al municipio de responsabilidades, porque la emisión de certificados de Revisión Técnica Obligatoria sin respaldo legal lo expone a “ser demandado por acciones y omisiones antijurídicas”.

  Así se mostraba ayer la planta de RTV Salta en avenida Chile 1457. P. Yapura 

 

Cataret y RTV Salta: un mismo nombre a ambos lados del mostrador 

La irregular situación en que operaban las tres plantas de revisión técnica obligatoria (RTO) que fueron suspendidas en la ciudad de Salta queda claramente expuesta en un curioso convenio que se firmó el 6 de enero de 2015. Ese día, el ingeniero cordobés Hugo Alfredo Tello y el empresario salteño Walter Gustavo Vargas acordaron los términos bajo los cuales la Cámara Argentina de Talleres de Revisión Técnica (Cataret) vendería los certificados y obleas al taller de RVT Salta.
Tello suscribió el convenio en su carácter de presidente de la citada Cámara, de la que fue uno de sus principales impulsores desde Villa María (Córdoba), mientras que Vargas rubricó el acuerdo como responsable de la planta de revisión vehicular de avenida Chile 1457.
Tello y Vargas son los socios que el 3 de junio de 2013 inscribieron a la empresa RTV Salta SRL en el Juzgado de Minas y Comercial de Registro de la Provincia, con un capital social de $250 mil. Tello, suscriptor mayoritario de las 2.500 cuotas societarias de $100, fue designado en aquel acto como gerente de RTV Salta.
Más allá de los giros registrales, el convenio que refrendaron ambos socios en enero de 2015 saca a relucir el doble rol de Tello en la Cámara y la empresa. En este orden de relaciones, el que pone las obleas de RTO en los parabrisas es el mismo que regula los certificados de inspección vehicular, lo que deja una enorme grieta en el control. Además, cuesta crear que la Cámara pueda auditar las operaciones de la empresa asociada con mínima seriedad.
Por eso, municipios de todo el país -y por no ir tan lejos, Metán- inscribieron sus plantas habilitadas en el Registro Nacional de Talleres de Revisión Técnica Obligatoria de Jurisdicción Local. A través de ese registro, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) regula los certificados y audita las inspecciones que las leyes nacionales de tránsito y de seguridad vial imponen de modo obligatorio sobre el parque vehicular del país.

El Tribuno

Comments (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *