Alberto Fernández prepara un viaje a México y gestiona una reunión con López Obrador

El candidato presidencial del Frente de Todos tiene previsto viajar el 19 de este mes, pero el vocero del presidente mexicano le dijo a Infobae que el encuentro no está agendado

No está confirmado“. Fue la respuesta del Gobierno mexicano, ante la consulta  sobre un posible encuentro del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El vocero del mandatario mexicano, Jesús Ramírez Cuevas, sí confirmó en diálogo con este medio que “sabían de su visita al país” y “se recibió la solicitud de reunión” de Fernández , pero que no estaba, al menos hasta ahora, prevista en la agenda presidencial del mandatario.

Y si bien no la descartó, deslizó dudas sobre el posible encuentro entre el presidente y el aún candidato opositor argentino por “la postura adoptada por el gobierno México de no intervenir en los procesos electorales de otros países“.

Infobae habló con el vocero de López Obrador  luego de la habitual conferencia de prensa de ayer del mandatario en la capital mexicana en la que refirió a las prioridades presupuestarias para el 2020, que tendrán como eje la seguridad pública y “el bienestar social de los sectores con mayores carencias”.

Alberto Fernández, en su reciente visita a España (foto Alejandro Rios)

Alberto Fernández, en su reciente visita a España (foto Alejandro Rios)

Realineamiento internacional

La visita a México del candidato del Frente de Todos había sido confirmada poco antes de regresar de su gira a España y Portugal. Sin embargo, ante una nueva consulta de Infobae, desde su entorno que “no está confirmado el viaje”.

El posible encuentro que Fernández busca con López Obrador – cuyo gobierno de centroizquierda es cercano al kirchnerismo-, se inscribe en un cambio de alineamiento del país en materia internacional de llegar a la presidencia, al suscribir la posición negociadora de México y Uruguay sobre Venezuela, que se diferenciaría de la de Mauricio Macri.

Estos dos países latinoamericanos impulsan la vía del diálogo y la no intervención para solucionar la crisis venezolana, a diferencia de la mayoría de los mandatarios de la región que condenó fuertemente al régimen de Nicolás Maduro, por las violaciones a los derechos humanos y el cercenamiento de los derechos políticos.

En esta línea no es casual que Fernández haya elegido como primer viaje al exterior visitar al ex presidente Inácio Lula Da Silva en Brasil, quien está detenido acusado por corrupción, y luego al ex mandatario uruguayo José “Pepe” Mugica. Su agenda internacional incluyó la semana pasada reuniones con el gobiernos socialistas de Pedro Sánchez en España y Antonio Costa, en Portugal.

La visita se gestó en un encuentro en julio último en la ciudad mexicana de Puebla, en la que treinta líderes progresistas y de izquierda de la región se reunieron para reclamar contra el ‘lawfare’, el neoliberalismo y respaldar las entonces conversaciones entre el oficialismo y la oposición de Venezuela en Barbados. Si bien Fernández tenía previsto participar, en su lugar viajaron Jorge Taiana -su principal referente en política internacional-, Felipe Solá y el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada.

Política de no intervención

Ante la consulta de Infobae al vocero de López Obrador sobre cómo vería México un posible gobierno de Fernández, Ramírez Cuevas fue cauto en su respuesta y destacó la posición del gobierno mexicano de “no intervenir en los procesos electorales” en otros países.

Somos latinoamericanos, pero no podemos adelantar un juicio hasta que no ocurra la elección. No nos metemos en la vida política argentina“, advirtió. Y en este sentido, enfatizó que “hay una cercanía con Argentina como país, independientemente del Gobierno que esté al frente“.

No obstante reconoció que con el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo “hay afinidad de principios y valores“, y destacó que “en México hay un gobierno que está a favor de beneficios sociales para la población, que implica un replanteo de las políticas dominantes en la última época”.

Respecto de una posible alianza con Argentina, en el caso de que Fernández se imponga en octubre, respecto de la situación de Venezuela, el vocero de López Obrador ratificó que el gobierno mexicano mantendrá su política “de respeto a la soberanía nacional y no injerencia en los asuntos internos” de otro país. “Respetamos al pueblo de Venezuela y estamos en contra de cualquier tipo de intervencionismo“, concluyó.

En una entrevista con Canal 13, Fernández afirmó que “el problema Venezuela no se resuelve con marines, no se resuelve apoyando una invasión, el problema Venezuela se resuelve favoreciendo el mejoramiento de la calidad institucional y la convivencia democrática en Venezuela, y para eso hay que reclamar para que la democracia impere plenamente”.

El candidato opositor reconoció dijo que el Gobierno de Maduro – aliado de su candidata a vicepresidente Cristina Kirchner durante su mandato- había “caído en muchas arbitrariedades”, y expresó  su preocupación por las conclusiones de un informe reciente de Naciones Unidas sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela. “Eso es de una gravedad singular y nadie puede hacerse el distraído frente a semejante informe”. En ese sentido, expresó:  “Me preocupa la vida de los venezolanos, me preocupa que la democracia impere en toda América Latina”.

 

 

Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here