Carrió, ¿la insensible? Campaña sin límites, el repudio de la oposición y la reacción del Gobierno

En un acto de campaña junto a Mario Negri en Córdoba disparó: "Gracias a Dios se murió De la Sota". En su entorno creen que fue un malentendido y en Cambiemos no cayó para nada bien el comentario.

“Gracias a Dios se murió De la Sota”.

El raid de campaña de Elisa Carrió terminó con una frase escandalosa en la provincia de Córdoba que provocó rechazo de buena parte del arco político, e incluso causó malestar dentro de Cambiemos. Más allá de la referencia a la muerte del ex gobernador, en otro acto la líder de la Coalición Cívica reclamó: “Dejen de quejarse, yo el otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto”.

Su frase sobre De la Sota lejos de pasar inadvertida provocó un revuelo dentro y fuera de Cambiemos. De hecho, según pudo reconstruir BigBang, es una de las primeras ocasiones en que uno de los interlocutores habituales, el jefe de asesores de Mauricio MacriJosé Torello, le reclamó por sus dichos. Horas después de que se viralizaran sus declaraciones en la recorrida de campaña junto al candidato a gobernador, Mario Negri, llegaría un mensaje lavado, por Twitter, donde aseguraba que las palabras solo pueden ser entendidas “desde lo espiritual”, y que en ningún momento celebró la pérdida de De la Sota.

El exabrupto de Carrió no es el primero en los últimos días. El lunes, durante una recorrida de campaña en Santa Fe, a donde fue para “apalancar” la candidatura de José Corral, acusó al socialismo de tener vínculos con el narcotráfico. “Votar a Antonio Bonfatti es votar a Los Monos”, disparó la líder de la Coalición Cívica.

En su recorrida por Córdoba dejó otra frase que tuvo menos repercusión, pero que sin lugar a dudas resulta llamativa. En medio de la compleja situación económica, disparó: “¡Dejen de quejarse! Yo el otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto, qué se yo”. Luego, le apuntó con munición pesada al ministro de Justicia, Germán Garavano, a quien – sin mencionarlo – volvió a tratar de imbécil: “Hace daño, pero lo vamos a dejar porque ya lo maté”.

CARRIÓ, DE CAMPAÑA PERO SIN CANDIDATURA

La líder de la Coalición Cívica atraviesa un complejo momento en su carrera política. Le quedan dos años como diputada y ya decidió que no competirá por una banca en el Senado.Afirma que una vez que se le termine su mandato en Diputados – fue electa en 2017 con más del 50 % de los votos – se dedicará de lleno a su marca de ropa By Carrió.

Cerca de la diputada confían a BigBang que los dichos sobre De la Sota fueron malentendidos. “Quiso decir que si estuviera vivo, lo hubiera denunciado”, afirman. ´”Si es un comentario insensible o no, ya es subjetivo”, retrucan.

De todos modos, este escándalo no es el primero en poco tiempo: hace un mes se burló de los trabajadores del canal C5N a la salida de una charla que dio en el instituto Hannah Arendt, que preside. “¿Les paga o no les paga Cristóbal López?”, le respondió a un movilero entre risas, mientras se subía a un auto, y en medio del conflicto que tenían los trabajadores para cobrar su sueldo.

Antes, esa misma noche, había calificado como “delincuentes” al juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti, al ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que investiga maniobras de espionaje ilegal y extorsiones realizadas por Marcelo D’Alessio, un falso abogado que decía tener un vínculo cercano con ella, que reconoció haberlo recibido en su despacho pero habló de la causa como una “operación K”.

De todos modos, uno de los hechos más llamativos ocurrió dos años atrás, cuando en plena campaña electoral y horas después del hallazgo de Santiago Maldonado, comparó el estado del cuerpo por permanecer en el río Chubut con el mito urbano de que Walt Disney se había congelado hasta tanto se encuentre una cura para la enfermedad que padecía. “Si los herí, les pido disculpas”, publicó en Twitter horas después de aquella comparación.

“En los actos habla porque no piensa que va a haber gente filmando”, desliza un colaborador cercano a la diputada, que destaca los posteriores “pedidos de disculpas”, aunque aclara que “siempre fue su estilo” y reconoce que esos comentarios son difíciles de contener. “Nadie puede pensar de verdad que ella celebra la muerte”, agregan.

La periodista e hija del ex gobernador cordobés, Candelaria De la Sota, fue enfática: “Fue cruel y perdió todo el prestigio que tenía”. Por ahora la diputada minimizaba el impacto político de sus dichos, a pesar de que en Córdoba, provincia clave para Cambiemos en 2015, hay un alto porcentaje de votantes que sienten aprecio por el fallecido ex gobernador. El malestar fue tan fuerte que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, citó a la hija de De la Sota a una reunión en la Casa Rosada.

LA SALUD DE CARRIÓ

En otro tramo del acto que compartió con Mario Negri ayer en Córdoba, se observa a Carrióingiriendo al menos tres pastillas al hilo. Los problemas de salud de la diputada tampoco son nuevos: en 2016 debió ser sometida a una angioplastia en la que le colocaron dos stents, y el año pasado también tuvo algunas dificultades que por momentos la alejaron de la escena política.

Desde hace años sufre diabetes y aunque el médico le recomendó que dejara de fumar, no pudo abandonar el hábito con el que convive desde hace varias décadas. “Tiene problemas cardíacos y diabetes; pero no para, es difícil seguirle el ritmo”, resumen en su entorno.

 

 

Fuente: BBN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here