Cristina, contra Macri: “hizo una reforma judicial de facto para encarcelar opositores”

La vicepresidenta, Cristina Fernández, posteó en su sitio web una defensa al proyecto de ley que impulsa la Casa Rosada, y fustigó al ex mandatario.

A horas de que se debata en el recinto del Senado un proyecto que impulsa la Casa Rosada, que impacta directamente sobre la Justicia federal, la vicepresidenta, Cristina Fernández, salió a defender la iniciativa, que en los últimos días recibió fuertes críticas por parte de referentes de la oposición; en especial, de Juntos por el Cambio.

Lo hizo mediante un posteo en su sitio web, titulado: ¿Reforma? Algunas consideraciones sobre las palabras, los acuerdos, el Congreso y la democracia.

Y haciendo honor a la máxima que dice que la mejor defensa es un ataque, Fernández dedicó lo sustancial de su texto para fustigar al ex presidente Mauricio Macri.

Primeramente, la ex mandataria precisó algunas cuestiones acerca de la iniciativa. “Este jueves en el Senado vamos a tratar un proyecto de ley titulado ‘Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal’ enviado por el Poder Ejecutivo y por el cual se crean nuevos juzgados penales en la Ciudad de Buenos Aires y en el resto del país. A este proyecto -que crea juzgados en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país, (que) aborda cuestiones de competencia, que le da una mayor transparencia al ingreso y al sorteo de causas (y que) introduce la perspectiva de género- se lo ha titulado erróneamente ‘Reforma Judicial’… En nuestro país en los últimos 20 años solamente ha habido dos reformas judiciales”, comienza la vicepresidenta.

La primera reforma a la que alude, según su propio posteo, es la que ella envió al Congreso en 2013, cuando era presidenta. “Fue dejada sin efecto por el propio Poder Judicial al afectar sus privilegios”, señala.

Cuando comianza a contar acerca de la otra reforma a la que hacía referencia comienza la diatriba contra Macri. “La segunda fue una reforma realizada de facto, sin ley y contra la Constitución. La realizó Mauricio Macri a partir del año 2015, cuando asumió la Presidencia de la Nación. Una reforma de facto operativizada únicamente sobre la justicia Federal Penal de la Capital Federal, más concretamente sobre los tribunales de Comodoro Py, y con el oscuro objetivo de perseguir y encarcelar opositores políticos y empresarios. A algunos de estos últimos para despojarlos de sus empresas y a otros para saldar cuestiones comerciales o hasta personales”, escribe Fernández.

Luego, menciona los cuatro ejes que, a su criterio, tuvo la reforma que, según ella, implementó Macri. “Creó e impuso una mesa judicial en la órbita del Poder Ejecutivo integrada por funcionarios y abogados del poder cuya función era digitar causas judiciales contra opositores en Comodoro Py. Fue naturalizada en los medios de comunicación hegemónicos como si fuera un órgano extrapolado de la Constitución Nacional. Se hablaba de ella en artículos, se comentaban sus reuniones en los programas de televisión y las tapas de los diarios anunciaban el texto exacto de futuras sentencias”, dice.

Además, indica que tal “reforma” incorporó la llamada “Doctrina Irurzun” (en referencia al camarista de Comodoro Py Martín Irurzun): “se utilizaba el instituto de la prisión preventiva para aplicarla a los opositores, privandolos de su libertad en forma ilegal”.

“Comenzó a trasladar jueces a juzgados y tribunales para los cuales no habían sido designados, sumándole además el incumplimiento de los requisitos que fija la Constitución para la designación de los jueces. Se violó de esta manera, en forma flagrante, no sólo el principio de Juez Natural, sino la prohibición de tribunales ad hoc”, agrega la vicepresidenta.

Finalmente, alude a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), cuestionada en los últimos meses, a partir de que salió a la luz que espiaban dirigentes políticos y opositores. “Convirtió a la AFI en el órgano directriz de la cuestión judicial a través del manejo de los agentes orgánicos e inorgánicos en la creación de causas, espionaje y seguimiento de opositores. Para ellos se utilizaban los fondos del organismo de inteligencia que Macri había vuelto a convertir en reservados apenas asumió el gobierno”, expresa.

El texto cierra con el reconocimiento de que el país se debe una profunda reforma judicial, que no será, sin embargo, la que debatirán el jueves. “La primera actitud que debe tener la totalidad del sistema político argentino, cualquiera sea su postura ideológica y partidaria, es aceptar que cualquier diferencia, no sólo respecto de la organización del Poder Judicial o de la necesidad de su reforma, sino de cualquier otra cuestión sobre la que no haya acuerdo, tiene un solo lugar de discusión y resolución: el Congreso de la Nación”, dice la ex presidenta.

El texto completo puede leerse en su sitio web.También puede accederse a este desde la cuenta de Twitter de la ex presidenta, @CFKArgentina.

Fuente: la Gaceta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here