Argentina acumula una inflación de 7810% desde la salida de la Convertibilidad en 2002, frente a una suba de precios promedio de sólo el 32,6% que registraron los países que adoptaron el euro ese mismo año y dieron por finalizada su «soberanía monetaria».

Así lo advirtió el economista liberal y titular de la consultora que lleva su nombre, Ivan Carrino, en Twitter.

«Curiosidades de la historia. Hace 20 años, en 2002, Europa adoptaba el euro y abandonaba la «soberanía monetaria» de sus países. Argentina hacía exactamente lo contrario al salir del «1 a 1″. Inflación acumulada desde entonces (oct21-dic02): 32,6% vs 7810%», señaló.

Los datos coinciden con el relevamiento realizado por la firma Focus Market en diciembre pasado, donde ubicaron al país como la segunda nación de Latinoamérica golpeada por la depreciación del poder adquisitivo: entre el período 2007 a 2021, Argentina sumó una alarmante cifra de 5183%, valor que sólo fue superado por Venezuela con 100.588.085.204,5%.

Por su parte, el euro permitió equipar el poderío del dólar estadounidense, ya que «la proporción de pagos internacionales efectuados en euros y en dólares es aproximadamente igual», además de ser «la segunda moneda preferida a nivel mundial», según destaca el Banco Central Europeo (BCE) en su sitio web.

«En los últimos 20 años, desde la introducción del euro, los precios se han mantenido estables en la zona del euro. La tasa media de inflación ha sido del 1,7 %, inferior a la registrada en los distintos países en los años 70, 80 y 90, cuando aún no habían introducido el euro», apuntó la entidad monetaria.

INFLACIÓN DE ARGENTINA 2022

Las proyecciones de inflación de 2022 realizadas por los analistas integrantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) subieron en las últimas semanas de diciembre, por lo que ahora el aumento de precios promedio estimado para este nuevo año se ubica en 52,1% interanual (3,2 puntos porcentuales respecto del relevamiento previo).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here