Más de seis horas de emoción y fe en la recorrida de las imágenes peregrinas del Señor y la Virgen del Milagro

En la ciudad de Salta se vivió una profunda emoción durante la recorrida que realizaron por distintas calles y barrios. Cientos de vecinos desde las veredas aguardaron su paso para saludar a los Santos Patronos y recibir su bendición.

0
72

Los vecinos de la ciudad de Salta pudieron vivir el conmovedor paso de las imágenes peregrinas del Señor y la Virgen del Milagro desde los umbrales de sus casas o en las veredas donde esperaron con devoción el pasaje de los santos patronos. La emoción quebró el rostro de muchos que llevaban tiempo sin experimentar su cercanía, otros les dieron la bienvenida con carteles coloridos, varios se vieron sorprendidos por la fuerza de la lealtad del pueblo salteño. 

Paso de las imágenes peregrinas.

Muchas de las personas aguardaban el paso del Señor y la Virgen del Milagro de rodillas, otras en sillas de rueda, con niños en los brazos, en cochecitos, varias de estas personas siguieron por varias cuadras detrás de la peregrinación.

La recorrida fue, además, celebrada con los frentes de las casas adornados con globos y flores, con banderas y con réplicas de la imágenes santas y estampas. Familias completas entre aplausos, flores y pañuelos, agradecían junto a los más jóvenes, niños y bebés en una imagen muy propia de la fiesta del Milagro en Salta.

Durante su recorrido de más de 6 horas y de unos 15 kilómetros, las imágenes pausaron su paso en varias oportunidades para facilitar el acceso de las personas mayores o con problemas de movilidad, ya sea para que pudieran contemplarlas o para acercarse a ellas y tocar con devoción las imágenes. Además, aproximaban sus pañuelos con los que tradicionalmente homenajean durante el trayecto el día de la procesión para que el sacerdote se los bendijera.

Paso de las imágenes peregrinas
Paso de las imágenes peregrinas.

Muchas de las personas aguardaban el paso del Señor y la Virgen del Milagro de rodillas, otras en sillas de rueda, con niños en los brazos, en cochecitos, varias de estas personas siguieron por varias cuadras detrás de la peregrinación.

La recorrida fue, además, celebrada con los frentes de las casas adornados con globos y flores, banderas y réplicas de la imágenes santas y estampas. Familias completas entre aplausos, flores y pañuelos, agradecían junto a los más jóvenes, niños y bebés en una estampa muy propia de la fiesta del Milagro en Salta.

El trayecto de las imágenes peregrinas

Las imágenes peregrinas del Señor y Virgen del Milagro recorrieron 15 kilómetros visitando diversos barrios de la ciudad de Salta, acercando la fe del Milagro a todos aquellos ciudadanos que fueron conmovidos por su paso, desde las 8.30, en las veredas de sus casas para saludarlas al pasar.

Paso de las imágenes peregrinas.
Paso de las imágenes peregrinas

Ambas imágenes partieron del atrio de la Catedral Basílica hacia calle Zuviria para luego girar en General Güemes hasta avenida Sarmiento continuando por las avenidas Jujuy, San Martín hasta Francisco Castro para luego pasar por avenida 20 de Junio, transcurriendo también por avenida Solís Pizarro, calle Los Petreles, avenida Santa Oliva, Olavarría, Azcuénaga, Cornelio Saavedra, avenidas J. Contreras, Chile, Independencia, calles Los Partidarios, La Florida, Zabala, Hernando de Lerma y España.

La recorrida de los Santos Patronos finalizó en el Comando de la 5ta Brigada de Montaña ubicado en avenida Belgrano entre Zuviría y Deán Funes.

Trabajo coordinado y transmisión en vivo

El circuito de este año pudo concretarse por un trabajo coordinado entre los equipos del Arzobispado de Salta, fuerzas de seguridad, SAMEC y equipos de rescate afectados para el avance de las sagradas imágenes que fueron ubicadas en vehículos especialmente adaptados para su traslado.

Además, salteños desde distintos puntos de la provincia pudieron seguir este evento en forma online   por el canal de Facebook y Youtube del Gobierno de Salta.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí