Tras una jornada de vientos y lluvias, la localidad de Rosario de Lerma quedó sin la guardia nueva por que se desplomó parte del techo de durloc. Así lo detalló el gerente del nosocomio, el Dr. Facundo Romero Carrascosa.

Carrascosa señaló que por el momento queda inhabilitada la guardia «nueva», que fue inaugurada 4 años atrás. Así, volverán a atender en la guardia «vieja», hasta que se lleven adelante las reparaciones.

El médico agregó que ya tenían utilizando un sector como consultorio para COVID-19 y se reorganizó junto a otro espacio para seguir trabajando con la cantidad de pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here