Un trabajador ambulante protagonizó este miércoles una dramática situación en el Centro Cívico Municipal cuando subió al techo del lugar y amenazó con arrojarse al vacío si no se le brindaba una solución laboral.

El hombre es uno de los treinta manteros y vendedores ambulantes que todavía no fueron reubicados tras la erradicación de este sector de la zona del centro.

FM Profesional informó que ante la falta de respuestas, el hombre reclamaba tener un espacio para trabajar y amenazaba con arrojarse al vacío, hasta que intercedió la Policía y los funcionarios municipales, que le prometieron una solución.

El subsecretario de Gobierno, Javier Guil, informó que el hombre fue recibido y que hoy continuarán con las reuniones para brindar una solución definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here