Conocida es la continua disputa que viven Las Carmelitas, María Livia y Monseñor Cargnello en Salta, a raíz del llamado Fenómeno del Cerro. A través del WhatsApp de Voces Críticas nos llegó un audio del padre Loyola, dando su testimonio y revelando parte de las internas que tuvieron a lo largo de estos años. Cumplimos con el pedido de nuestros lectores y damos a conocer el mismo. Cabe destacar que, para muchos, aún nada está claro de lo que realmente acontece entre las partes. Lo cierto es que la devoción del virgen del Cerro existe, como así también la gran devoción de los salteños por el Señor y  la Virgen del Milagro. 

Padre Loyla:«No entiendo las mentiras reiteradas de esta supuesta vidente ante el Arzobispo». El Becario Judicial hizo un repaso del caso María Livia. Aquí todo el audio:

«El señor Obispo de Minas ha solicitado información sobre el fenómeno del Cerro o la obra de la Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús.

«Cuando se desarrolló este tema de las supuestas visiones de María Livia, sacristana en la Parroquia del Tránsito, después de un tiempo Monseñor Cargnello comenzó a tomar el asunto con mayor dedicación y empeño para poder llegar a un disernimiento, para ello se realizaron exámenes de las supuestas visiones, un examen doctrinal, y se llegó a la conclusión que no había nada contrario a la fe y sí las denominó «revelaciones» sin contenido nuevo o profundo. Después se trató de ver la persona de la supuesta vidente para comprobar su situación psicológica o que no haya ninguna distorsión de la realidad. Al principio María Livia se negó a realizarlas pero después aceptó.

Así las cosas, el entonces Cardenal Bergoglio le recomendó al Obispo una psiquiatra de Buenos Aires de la Hora de San Pablo, la Dra. Leanis, quien accedió a realizar el informe, así que María Livia con su marido y el Dr. Víctor Arias fueron hacia Buenos Aires. Allí se le realizó un psico diagnóstico, y al volver a Salta María Livia habló con Monseñor Bernacki, el Becario General de la Arquideócesis, que el resultado de ese psico diagnóstico había determinado que ella tenía dos patologías graves pero lo comentó en tono jocoso como quien se ríe de esa información. Posteriormente, la Dra. Leanis envía un informe al Obispo indicando que por el psico diagnóstico no había podido avanzar en nada, así que el Arzobispo la llama a María Livia y en presencia del Padre Mansaras, que en ese momento era el Secretario Canciller, y en presencia mía, lee este informe. María Livia indica que la Dra. Leanis había mandado a romper ese psico diagnóstico porque estaba mal hecho, nosotros sabíamos que estaba mintiendo, al día siguiente me viene a ver el Padre Patricio Ocampo porque María Livia sentía que se le había hecho una especie de apriete en la reunión, por lo que armamos una nueva reunión entre ella y el Arzobispo, se le volvió a solicitar en psico diagnóstico y ella volvió a decir que la Dra. Leanis lo había roto. El Padre Patricio confirmó entonces que María Livia estaba mintiendo, María Livia se lo contó a su marido y su marido agarró de la camisa al Padre Ocampo acusándolo de violentar a su esposa.

Esas mentiras reiteradas se han mantenido hasta hoy, hace 10 años vino a hablar conmigo las señoras Lacroix y García Llorente, quienes en Buenos Aires mueven este asunto de la obra de la Inmaculada, y después de mucho hablar y plantear algunas cosas curiosas solicitamos el famoso psico diagnóstico, pero el psico diagnóstico nunca apareció.

Si me preguntan a mí, considero que no importa tanto si la supuesta vidente tiene un problema psicológico o psiquiátrico, pero no puedo entender que mienta reiteradamente ante el encargado de discernir este asunto que es el Vicario de Cristo ante Cristo, que es el Arzobispo.

Durante todos estos años, ha habido diversos sacerdotes cerca de María Livia que terminaron alejándose porque no parece una realidad eclesiástica y además no parece tener fundamentos.

Mención aparte es lo que sucede con el Convento de San Bernardo, que ha creído siempre en que María Livia recibe visiones de la Virgen, allí las Madres del Convento hacen todo lo que María Livia dice ya que es palabra de la Virgen para ellas, palabra divina, y un ejemplo claro de ello es que la Virgen dijo que la Madre Maria de los Ángeles tenía que ser la Madre Superiora y así lo fue durante 20 años hasta que la Madre falleció. Con este Convento hay una serie de irregularidades, primero que no se conserva la clausura y Maria Livia, su marido y otros más pasean por el Convento sin ningún inconveniente.

Además, hay algo más grave y es que María Livia tenía una Secretaría que luego de un tiempo quiso separarse de ella ya que veía que algunas cosas no estaban bien y se fue a confesar con el Padre Neldo Cermasi, ya fallecido, el padre Cermasi le dijo que no se preocupe, que María Livia estaba loca, y al volver de esa confesión tuvo una llamada de María Livia que la citó en su casa, donde la esperaban con su marido y la escribana Vena Figueroa. En esa reunión le reclaman que haya ido a confesarse con el Padre Cermasi, puesto que una monja que estaba escuchando todo en esa confesión fue quien le advirtió a María Livia de esta supuesta traición. El mismo reclamo le hicieron al Padre Cermasi, entre la Madre Superiora del Convento, María Livia y su escribana, le dijeron que estaba difamando a María Livia tratándola de loca, y lo grave acá es la violación del sigilo de quienes escucharon esa confesión.

Esta Secretaria, entre otras cosas, comentó que en la Obra de la Inmaculada se decía que cuando la enviaron a María Livia a hacerse el psico diagnóstico, yo había ido con 2 mil o 10 mil dólares para pagar a la Dra. y que hiciera un informe contrario a María Livia. Eso por supuesto que es mentira, lo niego rotundamente, yo nunca fui a Buenos Aires ni conozco a la Dra. Leanis.

Esto no significa que uno desconozca la situación de la gente que viene de buena fe al Cerro, el ambiente es muy lindo y mucha gente se encuentra con Dios. Eso no se puede negar y es un elemento también a tener en cuenta. Y también es bueno tener presente que la obra de la Inmaculada nunca ha querido ninguna inserción con la Diócesis ni con el Arzobispo y han hecho una Asociación Civil, y las Monjas del Convento parece, que han entregado el terreno a esta Asociación Civil. Esa es la realidad.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here