Le robaron el auto, llamó al 911 y no le tomaron la denuncia porque creyeron que era una broma “Ah era en serio”

Lleva pagadas 74 cuotas y le faltan varias, es el ahorro de toda su vida. El ladrón viajo desde los Valles Calchaquíes a Salta Capital sin ser detenido por ningún control en la ruta. ¿Y el plan de Seguridad de Cornejo?

0
173

Jorge vecino de la localidad de Cafayate, denunció el robo de su auto, que desapareció a plena luz del día.

La policía creyó que era una broma, y entre enemistades y desinformación, resultó un mal operativo que permitió que el ladrón se escapara por la ruta camino a capital, sin ningún tipo de control o cerrojo llegó y hasta el día de hoy no se sabe dónde se encuentra.

Como fue que sucedió

Sucedió en la zona centro de Cafayate, en un comercio a 5 cuadras de la plaza, el dueño se dio cuenta que su rodado no estaba aproximadamente 15 minutos después del robo. Llamó al 911 y el que operador creyó que era una broma. A los 5 minutos reiteró el llamado la misma persona pregunta si era verdad, a lo que dos uniformados en bicicleta y lo mandaron a la comisaria a hacer la denuncia para activar el candado.

Hasta allí todo parecía normal, realizó la denuncia y le dijeron que ya se había desplegado el operativo, sin embargo, allí empezaron las mentiras y la desinformación.

El inicio del calvario: una odisea policial

‘’Hablando con uno, con otro me dicen que el 911 es una cosa, la comisaria otra, y la brigada otra. Entre ellos tienen conflictos, ya que la brigada pidió hacer el bloqueo, pero desde el cuerpo de Tala Pampa no quisieron realizarlo, vivimos a la suerte de la enemistad de ellos’’ indicó el damnificado.

Esto le dio tiempo al ladrón para escaparse con el auto. De haberse realizado el operativo como se debe, el auto nunca habría salido de la zona de los valles, y en un principio esa era la información que se manejaba, que el vehículo nunca había salido de Cafayate y lo buscaron intensamente en la localidad, sin saber que el malviviente ya estaba llegando a la capital.

Un día después le informaron que el auto se encontraba en Salta, y que ya habían realizado un rastrillaje hasta la ciudad. Lo cual según confirmo con un miembro del cuerpo de la brigada, ellos no tenían información o pedido de búsqueda de ningún automóvil con esas características.

LA BUROCRACIA LO PERMITE

‘’Seguramente el auto paso por alguna ruta, con algún control. Era cuestión de levantar el teléfono, decirle parame tal auto y el auto estaba. Les dieron tiempo para que hagan lo que quieran, mientras acá me señalaban de culpable, preguntándome si me descuide o por si deje la llave o por si deje el auto abierto’’ comentó el afectado.

Las charlas con la brigada y el flujo de información certera se le corto, cuando la fiscalía ordenó que solo se dirija con la misma. Ellos solo le mostraron una carpeta con fotos y dibujos sin fecha, sin más información relevante.

Las cámaras parecen ausentes, es necesario tener un permiso desde fiscalía para observarlas que suele tardar, fueron registradas cuando el ladrón ya había escapado.

‘’Todavía lo estoy pagando, estaba en las ultimas cuotas. Lo peor es enterarme que fue para Salta, donde se supone que tendrían que tener varios controles, yo tengo la tarjeta verde ósea que el tipo paso sin papeles los controles, no quiero creer que fue zona liberada (…) me queda impotencia, miedo porque nos jactamos de vivir en un lugar tranquilo y suceden este tipo de cosas, pudo ser peor, si tenía a mi bebe en el auto, o un familiar’’ finalizó Jorge dueño del rodado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí