El fiscal federal de Salta, Francisco Snopek, fue noticia nacional en mayo de este año por presuntos hechos de violencia de género contra su esposa y madre de su hija en el barrio Grand Bourg. Luego se conocieron otras denuncias en su contra, incluso de sus colegas del Poder Judicial.

Ahora, Snopek trabaja para eludir sus responsabilidades. No se presenta ante la Justicia para dar las explicaciones que debe. Presenta certificados y se ausenta. La última vez fue el viernes pasado.

Fiscales Penales Salta informó que sobre el funcionario federal ya pesan tres imputaciones por desobediencia judicial. Fue citado para el viernes 18 de noviembre a la Fiscalía Penal 2 de Violencia Familiar y de Género, donde debía realizarse la lectura formal del decreto y prestar declaración. Sin embargo, Snopek no concurrió a la audiencia y presentó un certificado psiquiátrico.

Snopek es investigado por violencia contra su esposa y el secuestro de policías que fueron a su casa tras un llamado al 911, pero los antecedentes de violencia se replican con otras mujeres en ámbitos familiares, laborales y comunitarios.

«Es un psicópata, cínico, enfermo, es un perverso. Lo sentí en carne propia». Al menos unas 20 frases fueron dichas ante una perito judicial por personas que trabajan o trabajaron con el fiscal. La situación solo viene a incrementar «la carga de indicios en su contra en el expediente judicial donde se lo investiga por un hecho de violencia de género contra su actual pareja y, al mismo tiempo, por encerrar a un grupo de policías que llegó tras un llamado al 911», destacó el sitio Infobae. Los testimonios coinciden: Snopek, de 43 años, es una persona violenta, sobre todo con las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here