La Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG) repudió el accionar del personal de salud del Hospital Juan D. Perón, de la localidad de Tartagal, y lo señaló como responsable de la violencia obstétrica perpetrada contra Aldana Quico.

“La joven que pertenecía a la comunidad Wichí de La Puntana llegó al Hospital con el feto muerto en su vientre y fue obligada a permanecer en esa situación a la espera de que se desencadenara el parto por vía vaginal pese a sus gritos de dolor y sus pedidos para que le realizaran la cesárea. Luego de más de 12 horas, la infortunada muchacha falleció”, continúa.

La información que recibió la CONSAVIG de organizaciones de mujeres de la zona así como las declaraciones de las mujeres de la familia a los medios, dan cuenta de una escena repetida en los centros de salud donde concurren las congéneres de comunidades originarias, consignó ARIES FM: maltratos, racismo, desatención, profesionales con mentalidad patriarcal, clasista, sin perspectiva de género ni conocimiento del marco normativo vigente.

Desde el organismo instaron a las autoridades del Ministerio de Salud de Salta “a poner en marcha de manera urgente las imprescindibles capacitaciones en clave de derechos humanos para lxs profesionales de los tres subsistemas de salud, con especial énfasis en los efectores a los que concurren las mujeres de comunidades originarias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here