Juntos por el Cambio no esperó un segundo para alinearse con los Estados Unidos y la OTAN. Condenaron la invasión a Ucrania y exhortaron al Gobierno argentino a hacer lo mismo (cosa que luego ocurrió). Pero algunos de sus dirigentes fueron más allá e hicieron un aprovechamiento político del viaje previo que hizo el presidente Alberto Fernández a Rusia. También sacaron de la galera pedidos de interpelación al canciller Santiago Cafiero para que «explique la relación con Rusia«. «Cristina juega con Putin y esto es peligrosísimo porque pone a la Argentina al lado de las dictaduras», sostuvo Elisa Carrió, que comparó a Vladimir Putin con Adolph Hitler.

El posicionamiento sobre Ucrania de la alianza opositora empezó hace ya varios días y se intensificó después de un encuentro de la mesa federal de Juntos por el Cambio, en el que tanto la presidenta del PRO Patricia Bullrich como el de la UCR Gerardo Morales llamaron a que el Gobierno condenara el accionar ruso. Hoy Bullrich fue un poco más allá y junto a Graciela Ocaña visitaron la embajada de Ucrania en CABA donde se reunieron con el encargado de negocios de la representación diplomática: «Es inaceptable la invasión de Rusia a Ucrania. Nos recuerda períodos oscuros de la historia universal. Por nuestra propia historia, debemos ser contundentes en contra de la neutralidad», dijo la titular del PRO.

Tras el avance militar, emitieron un breve comunicado: «Desde Juntos para el Cambio expresamos nuestra absoluta condena ante la invasión desplegada por la Federación Rusa en Ucrania, vulnerando la integridad territorial de ese país», remarcaron. «Repudiando la violación de la soberanía ucraniana, y pidiendo el respeto a las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y las normas del Derecho Internacional, nos solidarizamos con el pueblo de Ucrania y lamentamos la pérdida de vidas inocentes, acompañando a las familias de las víctimas en este difícil momento», afirmaron.

El ex presidente Mauricio Macri tuvo su propio hilo de tuits al respecto, en el que dijo que «los ataques de Rusia a Ucrania son una flagrante violación a la integridad territorial de una nación independiente. El mundo ingresa en una etapa sombría de consecuencias imprevisibles«.

«Quiero condenar la acción de la Federación Rusa como un ataque directo a la vida humana, la paz y la libertad de Ucrania y del mundo. Envío mi solidaridad al pueblo de Ucrania y a la comunidad de ucranianos en Argentina», sostuvo el ex mandatario, cuyo gobierno está bajo investigación judicial por el envío de munición a Bolivia durante el golpe de Estado contra Evo Morales.

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a aprovechar para marcarle la cancha al oficialismo: “Finalmente, el Gobierno Nacional acaba de pronunciarse en los términos que veníamos reclamando desde la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio y desde la Secretaría de Relaciones Internacionales del PRO”. «Distintos referentes de nuestro espacio condenamos la violación de los principios de soberanía e integridad territorial de Ucrania y urgimos al gobierno a que se pronuncie en forma contundente”, aseguró Larreta, quien buscó hacer un paralelismo con Malvinas: “La integridad territorial significa que no se puede usar la fuerza contra el territorio o la independencia de un país. Es uno de los principios que invocamos para reclamar la soberanía sobre las Islas Malvinas”. Curiosamente, en los orígenes del PRO, consideraban que las Malvinas serían un gasto.

Pero hay quienes fueron más allá en el aprovechamiento político. Vidal, por caso, mostró una serie de títulos de la visita del presidente Alberto Fernández a Putin previa a la acción bélica y dijo: «La invasión a un país soberano no puede ser tolerada. No puede haber eufemismos ni dudas. Mi más enérgico repudio y condena a los ataques de Rusia a Ucrania y a la política exterior de este gobierno que otra vez nos deja del lado incorrecto de la historia«. La suposición es que hay un lado correcto: el de los Estados Unidos.

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, mientras tanto se remontó a la segunda guerra mundial y citó: «En esencia, la lucha de fondo es entre democracia y dictadura; como lo dijo Marcelo T. de Alvear en la Convención Radical, con motivo de la 2da Guerra Mundial. En momentos de crisis hay que definirse y jugar a fondo con las democracias». «Sepan que Cristina juega con Putin y esto es peligrosísimo porque pone a la Argentina al lado de las dictaduras. Repudiemos la política exterior del Gobierno. Recuerden, como lo vengo diciendo hace cuatro años, que Putin es Hitler. Vive en un universo paralelo y es un psicópata», remarcó la exdiputada.

Los radicales no se quisieron quedar atrás. El presidente de uno de los bloques de la UCR Mario Negri presentó un proyecto para interpelar al canciller argentino. ¿El motivo? «Que brinde las explicaciones verbales correspondientes a la posición argentina ante la ofensiva de Rusia sobre Ucrania, más allá de la declaración oficial del día de la fecha en el cual se rechaza el uso de la fuerza armada y se llama a Rusia a cesar las acciones militares”. Negri explicó que quiere citarlo a Cafiero por la «política zigzagueante que ha mostrado el gobierno argentino con declaraciones y gestos del Presidente de la Nación hacia el gobierno ruso en el último viaje a Moscú». Lo secundarios Cristian Ritondo, por el PRO, y Juan López, por la Coalición Cívica. «Todo el mundo lo vio venir. Salvo el Gobierno argentino, que le ofreció a Rusia ser la puerta de entrada a América Latina. Los errores en política internacional se pagan”, sostuvo Negri. Por su parte, Martín Lousteau reclamó que el «gobierno argentino alce la voz en los organismos internacionales condenando el accionar ruso y pida el cese de las acciones armadas».

Tampoco se quedaron atrás los integrantes de Republicanos Unidos, donde se encuentra el breve ministro de la Alianza, Ricardo López Murphy, quien participó de una escuálida manifestación frente a la embajada de Ucrania: «Marchamos por la libertad y por la democracia. Marchamos para que la guerra no se siga llevando inocentes. Marchamos por paz», escribió el actual diputado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here