En la sesión de ayer de ese cuerpo, se aprobó el Código de Protección Acústica para la ciudad de Salta. El proyecto fue presentado por el concejal José Gauffin para prevenir, controlar y corregir la contaminación acústica que afecta la salud de las personas y el ambiente.

A la hora de defender el proyecto, Gauffin resaltó tres aspectos claves de esta ordenanza. La primera consiste en relevar los niveles de contaminación acústica que hay en la ciudad e identificar los edificios como escuelas, hospitales y otras instituciones que están rodeadas de ruidos molestos.

El plan también incluye la medición de la “inmisión sonora”, es decir el ruido que reciben los vecinos en el interior de las viviendas. “Siempre los inspectores midieron la emisión, pero nunca los decibeles que estos generan en las propiedades” destacó el concejal quien explicó que los vecinos podrán solicitar a los inspectores que midan la inmisión y procedan a la infracción en caso de incumplimiento.

El tercer punto destacado fue que todos los locales bailables o salones de eventos serán controlados por inspectores que contarán con equipos que les permitirá medir el sonido durante todo el evento. Al finalizar podrán conocer, a través de un software, si cumplieron con la normativa.

Gauffin sostuvo que su finalidad no “hacer la guerra” a quienes se dedican a la organización de eventos culturales o recreativos, sino generar conciencia sobre la salud de los ciudadanos y buscar un lugar adecuado para quienes se dedican a este rubro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here