Fue el hecho político del fin de año 2021. Por segunda vez desde el retorno de la democracia, la oposición votó en contra del presupuesto nacional dejando sin fuerza de ley lo que estaba contemplado en la proyección. Eso no es todo: cuando se rechaza un presupuesto el gobierno prorroga el del año anterior y eso trae problemas que el rector de la U.N.Sa. explicitó ayer: “Nosotros teníamos proyectados para este año 5.500 millones para todo el año, mientras el Presupuesto del año 2021 es 3431 millones, o sea, el que se prorroga. Estamos hablando de casi 2 mil millones de pesos”, lamentó.

Hoy el diputado nacional por Salta del Frente de Todos ratificó los dichos del rector de la universidad pública salteña y no tuvo reparos en señalar responsabilidades: “Es culpa de los 120 diputados que votaron en contra del presupuesto. Yo lo había dicho en diciembre y muchos decían ‘no, no es tan así’. Obviamente, nosotros vamos a trabajar para que el ministerio de Educación haga los reajustes de partidas que deba hacer para que la U.N.Sa. pueda contar con la mayor cantidad de recursos, pero la realidad de hoy es esa, como así también la ruta Orán – Embarcación o tramos de la ruta 40 que no está en el presupuesto porque no se aprobó. Nosotros decíamos ‘cuidado, no votar el presupuesto supone perder esas obras’. Se interpuso el proyecto de un espacio político por sobre los intereses de Salta”, denunció por FM Aries.

A renglón seguido, el economista adelantó que las reasignaciones de partidas con un presupuesto prorrogado son factibles pero tiene sus inconvenientes: “Cuando vos entras en una partida presupuestaria con el presupuesto aprobado en el Congreso al día siguiente te quedas tranquilo, ahora cuando la recaudación del 2022 empieza a superar lo que fue la del 2021 empieza a haber un excedente de partida que se redirecciona. Eso va a suceder en el mes de julio – agosto – septiembre. El problema ahí es que empezas a discutir con la universidad de Buenos Aires, La Plata, La Matanza y otras que tienen muchísimo más peso que la de Salta. Ahí empieza el problema de no tener un presupuesto aprobado porque queda mucho la cuestión de la discrecionalidad”, explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here