El gerente del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, Santiago Payo, se refirió a la crítica falta de recursos en la institución, luego de que el ministro Juan José Esteban le pidiera la renuncia y planteara que le había enviado “anticipos presupuestarios importantes”.

El médico y ex diputado provincial denunció en una conferencia emitida por las redes sociales del Hospital, los faltantes que siempre reclamó ante el Ministerio de Salud, sin obtener respuestas para subsanarlos. “Yo no tengo nada que esconder, yo no malversé ningún fondo. Está todo documentado. Tengo la cara limpia y puedo mostrarla en cualquier lado”, declaró Payo.

El conflicto se da en medio de una crítica situación por el paro de 50 trabajadores precarizados del hospital y reclamos por la falta de atención en las distintas áreas. “A pesar de que hemos mandado anticipos presupuestarios importantes, no se han solucionado los problemas”, planteó el ministro.

Afirmó que solo son 53 los agentes sanitarios de la institución cuando se necesitan 80. Además, dijo que “nunca logramos superar el 50 por ciento de los medicamentos que pedíamos mes a mes. Con los recursos del hospital había que comprarlos”.

“Estamos, desde que llegamos, con gran déficit de personal para el manejo administrativo. Hay una sola persona para generar pedidos de compras. Es imposible cumplir con las necesidades de los servicios”, manifestó Payo.

El médico describió que nunca se logró poner en funcionamiento la guardia pediátrica por falta de partidas y que le rechazaron un pedido para incorporar siete agentes sanitarios, al igual que numerosos expedientes para nombrar profesionales. “Tenemos 4 obstetras, de las cuales dos están con problemas de salud y una de licencia por maternidad”, agregó.

Payo respondió a la crítica y manifestó que el hospital carece de insumos y profesionales porque no le envían recursos. “Al hospital lo recibimos con muchas falencias edilicias y gran déficit. Faltan consultorios y los médicos a veces no tienen dónde estar. Hay situaciones críticas. En el mismo consultorio, donde atendemos enfermedades infecciosas, tenemos que seguir con otras especialidades y eso hace que los riesgos aumenten”, manifestó Payo.

También indicó que rindió cuentas de las partidas presupuestarias que recibió, luego de que Esteban asegurara que faltaron balances. Igualmente, aseguró que continuará en el hospital hasta que termine de entregar toda la documentación correspondiente.

Destacó que, al inicio de su gestión, se realizó una auditoría que demostró que había una faltante de 87 millones de pesos y una deuda de 23 millones de pesos de la anterior gestión con profesionales de la salud y el área de Rentas de la Provincia. “Todas esas deudas se fueron cubriendo con inversiones del Ministerio, de $10 millones y $3.400.000”, detalló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here